Untitled

Revista Cubana de Anestesiología y Reanimación. 2011;(2)

OBITUARIO

 

Dr. Eustolgio Calzado Marten, una mirada principeña

Dr. Eustolgio Calzado Marten: a glance at his life and work

Dr. Carlos Antonio Vilaplana Santaló

Hospital Universitario "Manuel Ascunce Domenech". Camagüey. Cuba.



El 2 de febrero de este año 2014, la villa de Santa María del Puerto del Príncipe, conmemoró sus 500 años de fundada, cinco siglos han transcurrido desde entonces para alcanzar el desarrollo socioeconómico, cultural y científico de la actual provincia de Camagüey.1

Especialmente en el ámbito científico en nuestra provincia se debe destacar el desarrollo alcanzado en las ciencias médicas, con una trayectoria histórica imborrable. Baste señalar los dos primeros médicos cubanos nominados al premio Nobel de Medicina y Fisiología, los sabios doctores hijos de esta tierra Carlos Juan Finlay Barrés (Camagüey 1833-Habana 1915) y Arístides Agramonte Simoni (Camagüey 1868-Nueva Orleans 1931).2

Para alcanzar este desarrollo actual, la misma no solo se nutrió de figuras del patio, sino que ha visto germinar y crecer a muchos galenos de otras provincias y en especial de la capital del país, los cuales prestaron sus servicios desde las primeras décadas del triunfo de la revolución cubana en todas las especialidades médicas, muy en particular en la anestesiología, especialidad médica que sufrió un duro revés ante el éxodo de muchos de los especialistas, en respuesta a esta situación se creó en 1964 el Instituto Nacional de Cirugía y Anestesia (INCA), que con el impulso del comandante Dr. René Vallejo Ortiz y figuras como Alberto Camilo Fraga Zaldívar se formaron especialistas de alta calidad humana y técnica, al respecto el profesor Fraga expresó:

     "La moral de trabajo, su espíritu de sacrificio y la responsabilidad que adquieren ante la nación, son puntos que son evaluados juiciosamente en el futuro especialista creado por el I.N.C.A". (Revista Verde Olivo No. 15 1964 Pág. 45).

Si se tiene en cuenta que en el año 1967 sólo se contaba con 75 especialistas que ejercían en todo el país y con un número indeterminado de médicos generales que ejercían dicha especialidad como una actividad colateral. (Programa de Desarrollo 2000. Anestesiología y Reanimación Pág. 12). La situación en Camagüey no escapaba del resto del país, fue así que muchos médicos dedicados a esta especialidad y anestesiólogos dieron su aporte en tierras agramontinas, años después muchos alcanzaron relieve nacional y llegaron a ocupar importantes cargos en la Sociedad Cubana de Anestesiología, con elevado prestigio y profesionalidad, incluso algunos dedicaron su vida y obra al desarrollo de la especialidad en la provincia, tal es el caso del Dr. Dalberto Rafael Lacoste Aguirre3 (Limonar, Matanzas 1922-Camagüey 2004), que llegó a Camaguey a realizar el Servicio Social Rural y toda su obra fecunda la ejecutó en la ciudad de los tinajones hasta su desaparición física hace una década; otros estuvieron temporalmente; pero viven en el corazón de generaciones de anestesiólogos camagüeyanos, pues fueron los fundadores de la docencia para médicos y técnicos de anestesia. Baste citar los nombres de Alberto Antonio Yero Velasco4 y Eustolgio Rafael Calzado Marten, quien por esas coincidencias de la vida, falleció recientemente, el día 2 de febrero de este año cuando la villa conmemoraba sus 500 años de existencia, como para que su recuerdo viva imborrable en la memoria de todas las generaciones de camagüeyanos que lo admiraron y respetaron.

Sirva los siguientes testimonios, como una mirada principeña de quienes fueran sus discípulos en nuestra provincia para homenajear a tan sencillo hombre y profesional que alcanzó las categorías de Profesor Titular y Miembro de Honor de la Sociedad Cubana de Anestesiología y Reanimación y que fuera reconocido con el premio a "La obra de la vida" por su brillante hoja de servicios, infatigable investigador y maestro de generaciones de anestesiólogos cubanos.5-10

La profesora Dra. Mayda G. Correa Borrell, jefa de la cátedra docente de la especialidad y formadora de generaciones de anestesiólogos de Camagüey, al conocer el deceso físico de su profesor escribió:

    "La cátedra de Anestesiología y Reanimación de la provincia de Camagüey, se une al pesar por la pérdida del profesor Eustolgio Calzado, quien compartió con nosotros hace unos años parte de su vida laboral, y al que recordamos siempre como ejemplo de disciplina profesional. Llegue a todos los que lo conocieron: familiares, amigos, discípulos y colegas nuestra condolencia".

El profesor Dr. Juan Antonio Martínez Alonso, (Exjefe del grupo provincial y del capítulo de nuestra especialidad), ahora jubilado, al conocer del fallecimiento del profesor Calzado describió al docente, al profesional y al hombre que admiraba con las siguientes letras:

    "Que lamentable pérdida, pues fue él quien le dio un gran impulso a la anestesiología en nuestra legendaria ciudad, yo en particular tengo mucho que agradecerle en mi formación como técnico de anestesia en esa etapa. Hay un recuerdo que siempre estará presente en mi mente , se sentaba en la salida central de la puerta de los quirófanos a dormitar, descansar , recuerdo que la ventilación era manual, y cuando cualquiera del equipo se le quería escapar simplemente le llamaba por su nombre, eran jornadas maratónicas y él controlaba todo , allí no había postguardia para nadie, no usaba nunca medias en sus pies, dentro y fuera del quirófano , su figura de un gigante bonachón , con sus conocimientos como "maestro de la especialidad", quedó reflejada de seguro para todo aquel que le conoció y tuve la suerte de ser su discípulo , descanse en paz, maestro y buen amigo".

El jefe del grupo provincial de nuestra especialidad profesor Dr. Jaime López Rivero, en una ocasión nos comentó:

    "Nuestra provincia tiene mucho que agradecer en nuestra formación y desarrollo a todos aquellos profesores como: Pérez Martínez, Chorot, Febles, Yero y a Eustolgio Calzado que tanto contribuyeron a las bases de la escuela camagüeyana de anestesiología. Recuerdo mucho a Calzado pues siempre fue ejemplo para todos en su trabajo. Muy modesto, con conocimientos sólidos de la especialidad y muy seguro en sus habilidades. Reitero muy trabajador, en una ocasión el director del hospital lo llamó para una reunión y él muy sereno le respondió que después que finalizara la actividad quirúrgica electiva se incorporaba a la reunión, y en aquellos tiempos operábamos hasta muy tarde y luego hacíamos los bloqueos terapéuticos, así que pienso que nunca fue a la reunión, para él, su responsabilidad con los pacientes siempre fue lo primero".

La profesora Dra. Sarah E. López Lazo, presidenta del capítulo de nuestra provincia y miembro de honor de nuestra sociedad, escribió estas consideraciones al conocer del deceso físico del maestro Calzado, como digno ejemplo de su trayectoria laboral:

    "No tuve la oportunidad de trabajar directamente con él, pero sus huellas aún estaban en el salón del hospital "Manuel Ascunce Domenech", cuando empecé el mundo de la anestesia en 1971, imponente en su negra y fuerte figura, trabajador como el que mas, ejemplo de sacrificio, los cirujanos lo respetaban hasta lo infinito, y los anestesiólogos como los que mas, aun sus huellas están aquí aunque el quirófano ha sido una y otra vez renovado, cuando se habla de ejemplo es el, cuando se habla de disciplina también se escucha su nombre, modesto y callado, no se recuerda que su voz se elevara para imponer, pero, imponía, así lo recuerdo".

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Álvarez álvarez LE. Prolegómenos. En: álvarez álvarez LE, García Yero O, Cento Gómez EE. La Luz Perenne. La cultura en Puerto Príncipe (1514-1898). Editorial Oriente. 2013. pp. 7-11.

2. Vilaplana Santaló CA. La medicina en Puerto Príncipe en el siglo XIX. En: álvarez álvarez LE, García Yero O, Cento Gómez EE. La Luz Perenne. La cultura en Puerto Príncipe (1514-1898). Editorial Oriente. 2013. pp. 207-10.

3. Vilaplana Santaló CA. Obituario. Dr. Dalberto Rafael Lacoste Aguirre. Revista Archivo Médico de Camagüey 2004;8(4):1-3.

4. Ancheta Niebla E, Ancheta Niebla L. Dr. Alberto Yero Velasco, paradigma de la anestesiología cubana. Revista Habanera de Ciencias Médicas 2009;8(1). En línea. Consultada 28/02/14. URL Disponible en: http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio /ArtPdfRed.jsp?iCve=180414030003

5. Viña Granda M L, Jiménez Táboas A, Triana Falcón M A, Calzado Martén E R, Mayor Ortíz R. Estudio de la morbimortalidad anestésica en cirugía abdominal de urgencia. Rev Mexicana Anestesiol 1999;22(2):106-15.

6. Jiménez Táboas A, Viña Granda M L, Calzado Martén E R, Triana Falcón M A, Mayor Ortíz R. Morbimortalidad en anestesia general para cirugía electiva. Rev Mexicana Anestesiol 1999;22(2):96-105.

7. Calzado Marten ER, López Rodríguez MS, Triana Falcón M, Pallares Villareal Y. Sinergismo farmacodinámico. A propósito de un caso intervenido quirúrgicamente de urgencia bajo anestesia general. Rev Electron Biomed 2004;2:56-64.

8. Calzado Marten E, Mayor Ortíz R, Mendoza Quintero L, Martín Carballo M, Rodríguez Sotelo P, Gómez Barry H. Efectos de la anestesia por inhalación con halothane en la espermatogenesis de las ratas. Rev Cubana Hig Epidemiol 1987;25(1):111-18.

9. Triana Falcón M A, Mendoza Quintero L, Calzado Marten E, Mayor Ortíz R, Ibarra E. Determinación de residuos de halothane en el ambiente de los salones de operaciones. Rev Cubana Hig Epidemiol 1987;25(2):215-22.

10. Jiménez Táboas A, Viña Granda ML. Parálisis diafragmática por bloqueo del plexo braquial. Presentación de un caso (Agradecimientos al profesor Dr. Eustolgio Calzado Marten por la consulta bibliográfica). Rev Mexicana Anestesiol 1998;22(2):96-105.

Recibido: 13 de enero de 2014
Aprobado: 2 de febrero de 2014.

Dr. Carlos Antonio Vilaplana Santaló. Hospital Universitario "Manuel Ascunce Domeñech", Camagüey. E-mail: santalo.1969@gmail.com

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.